Adiós tabú! Conoce más sobre los juguetes sexuales | Entiendelas.com

Adiós tabú! Conoce más sobre los juguetes sexuales

juguetes-sexuales Los complementos sexuales, existen desde hace unos 2.500 años. Los antiguos egipcios y los griegos ya usaban consoladores, al igual que los romanos, los cuales hacían velas semejantes a enormes penes. Antiguos manuscritos chinos, explican cómo atar la base del pene con seda para mantener la erección, una versión primitiva del Lazo Erector.

Los sexólogos recomiendan el uso de estos juguetes sexuales, así como las películas y lencería eróticas como una forma de enriquecer la vida sexual con la pareja.

En este post podrás descubrir los productos más sensuales y eróticos que existen. Diseñados para tu máximo placer y diversión.

Los juguetes y la sexualidad

Aquí la palabra pudor no existe, tampoco la vergüenza o el prejuicio, quien se atreve a entrar en una sex shop lo sabe o al menos debería. Aquello que en un principio era curiosidad, morbo o rebeldía, pronto se convierte en un afán desmesurado por ver, entender y comprender un mundo que, aunque semi-oculto, existe y recibe visitantes. En su mayoría son jóvenes, que desean que se les ilustre e introduzca en el mágico tema de la sexualidad. Tal parece que los mayores de 40 prefieren las antiguas usanzas, aunque en sus fantasías siempre existe la posibilidad a este juego, el tema es dejarlo hacer realidad…

No todos los juguetes son para ser utilizados en forma individual, hay tipos de vibradores que pueden ser utilizados en el juego sexual y colocado entre la pareja para estimularse. La utilización de juguetes sexuales debe ser placentera y divertida. Si uno intenta desinhibirse, se podrá ver que los “ruidos” dejan de ser molestos para convertirse en experiencias positivas de auto descubrimiento.

Los juguetes sexuales pueden mejorar el juego sexual, son productos de los que se necesita conocer para saber cuál es el más conveniente. La única forma de alcanzar un orgasmo con algún juguete sexual es experimentándolo.

Los sexólogos afirman que las relaciones pueden ser más intensas y satisfactorias si se recurren a los juguetes sexuales. Si bien no son imprescindibles, la introducción de estos juguetes sexuales ayuda enormemente, porque enriquecen la vida sexual y crece de una manera abierta y libre.

Es más, algunos artículos, son utilizados por los sexólogos en las terapias para tratar problemas, como por ejemplo, los vibradores, que ayudan a aquellas mujeres con dificultades para alcanzar el orgasmo.

Quedó atrás la idea de que los juguetes sexuales eran objetos de consuelo de las mujeres que no tenían compañero. Hoy, las mujeres adquieren estos accesorios no para reemplazar al compañero, sino para mejorar su satisfacción sexual y explorar un mundo de sensaciones desconocidas.

Según los especialistas, un 90% de las compras de consoladores (así es cómo se los conocen, y no hay que dar tantas vueltas) es realizada por mujeres, siendo el principal segmento de consumidoras, de entre 30 y 50 años, muchas de éstas con dificultades para alcanzar el orgasmo con la penetración.

Varios estudios afirman que sólo el 30% de las mujeres alcanzan el orgasmo con penetración, y que 60% sólo lo consigue con masturbación. En este último caso, el uso de accesorios es una vía eficiente para la estimulación del clítoris, sea por masaje o vibración (la cual es fácilmente controlable).

Tanto los juegos como los juguetes sexuales evitan la monotonía, incrementan el deseo y convierten la relación en un acto lúdico, colmado de nuevas sensaciones.

¿En qué ayuda el uso del vibrador?

Al principio, es común que la mujer se sienta insegura o inhibida de utilizarlo, pero superada esta etapa, el juguete puede proporcionarle muchos momentos de placer, sola o acompañada. Explorar el placer, la utilización del consolador es un ejercicio de autoconocimiento, que permite entender mejor cada sensación del propio cuerpo, identificar que es lo que mas provoca placer y determinar el tiempo necesario de estimulación.

Encontrar una forma para llegar al orgasmo: muchas mujeres alcanzan el orgasmo con un vibrador o con un consolador, y no con su pareja. Esto es fácil de entender, porque cuando la mujer utiliza el vibrador conoce el punto exacto que debe ser estimulado.
Ganar en autoconfianza: en la medida que la mujer conoce y controla su placer, sabe exactamente qué pedir a su pareja, en el momento del acto sexual.

Practicar juegos sexuales: mientras algunas mujeres no se sienten cómodas masturbándose frente a su pareja y prefieren realizar esa práctica en soledad, otras, compran vibradores para utilizar con su pareja, fantasear y explorar alternativas.
Los orgasmos múltiples en el clítoris se alcanzan con la ayuda de un vibrador. El secreto radica en reducir la intensidad, continuar con los movimientos pélvicos y evitar que el vibrador toque directamente el clítoris.

Es importante conversar con la pareja antes de incorporar un Vibrador a la relación sexual, ya que algunos hombres pueden sufrir un bajón en su autoestima (consideran que su pareja puede pensar que la performance del vibrador es superior a la que él es capaz de proporcionarle, en vez de entender que tal vez está buscando estimulaciones diferentes).

Hoy pueden adquirirse consoladores o vibradores de tamaños, materiales y colores variados, con estimulación simultánea de vagina y ano, con eyaculación de líquidos y todo lo que la imaginación sea capaz…

El Vibrador

No cabe duda que es el más popular de los juguetes para adultos. Funciona con pilas, estimulando las zonas erógenas mediante una vibración, lo que permite aumentar y variar las estimulaciones. De aspecto fálico, como el consolador, aunque no todos son iguales.

En la variedad está el gusto

Los hay de diferentes colores: carne, transparente, dorado, metalizado o de colores ácidos. De diferentes tamaños y formas: pequeños o grandes, estrechos o anchos, lisos o rugosos, rectos o curvados. De diferentes materiales como ser látex, silicona, plástico, metal y vidrio. Con vibraciones diferentes y velocidad única o variable.

Múltiples usos

Por ella: en los placeres solitarios, el vibrador aumenta la excitación al estimular el clítoris, los labios y el ano, o al introducirlo en la vagina. Provoca sensaciones rápidas e intensas, que pueden conducir al orgasmo, lo que ha contribuido a su enorme popularidad.

Por él: los hombres lo utilizan para estimular la zona anal o el Punto G masculino, que se encuentra a la altura de la próstata.

En pareja: son numerosos los sexólogos que recomiendan el vibrador para todas aquellas mujeres que no consiguen alcanzar el orgasmo. La postura de Andrómaco permite a la mujer servirse del vibrador para estimular su clítoris, que tiene como efecto paralelo el aumentar, debido a sus vibraciones, el placer del hombre. Además, utilizado en una doble penetración, el hombre sentirá también las vibraciones internas del juguete.

Consejos de Cuidado y Mantenimiento

Normalmente son de siliconas, este material se caracteriza por tener una textura suave y agradable como la piel humana. Lo mejor para mantener nuestros juguetes inalterables es lavarlos con agua templada y jabón neutro, y luego lavarlos con Clean Toys, este producto es una solución a base de cloruro de benzalconio, un poderoso desinfectante que previene la transmisión de enfermedades.

Recomendamos usar sólo este producto y no otro ya que por sus propiedades es el único que asegura una larga vida útil a tus juguetes, preservando además la higiene del mismo y eliminando todo agente que pueda transmitir alguna infección.

Una vez higienizado el juguete correctamente guárdalo para preservarlo del polvo, la luz y el calor. Otra cosa que hay que tener en cuenta, referida a la higiene, es no introducir un juguete utilizado en el ano, en la vagina. Es recomendable tener dos, uno para cada uno de los usos.