¿Cómo presentarle la nueva pareja a tu hijo? Seis consejos que te pueden servir | Entiendelas.com

¿Cómo presentarle la nueva pareja a tu hijo? Seis consejos que te pueden servir

La llegada de una nueva figura a la familia, tras una separación, puede crear trastornos en los niños.

La separación de los padres constituye en sí una experiencia traumática para los niños y adolescentes.

La llegada de una nueva pareja sentimental a la vida de uno de los progenitores e incluso su incorporación al domicilio familiar puede constituir un episodio vital clave en las relaciones con nuestros hijos y en su estabilidad emocional.

Si la llegada de esta persona se produce además de forma rápida y con rango de ‘nombramiento’, la situación puede llevar a problemas en la relación paterno-filial.

Para que los hijos acepten a esta nueva persona que aparece en sus vidas y no se produzcan problemas de relación y emocionales podría incluir los siguientes pasos:

  1. No presentar de forma automática al novio/novia: “Un café, un paseo, ir al cine o al parque y presentar a la nueva pareja como amigo/a es lo más indicado”.
  2. Tras este primer encuentro: cuando se llega a casa hay que hablar con el niño, preguntar qué le ha parecido la salida y no qué opina de la otra persona, el centro es la actividad realizada. “¿Lo has pasado bien? ¿Podemos repetir?”. Si se presenta como una nueva pareja el niño lo va a sentir como una amenaza, ya que puede considerar su estatus en peligro, en vez de verlo como una persona que aparece sólo en una parte de su vida.
  3. Si pregunta si es el novio/a: hay que decir al niño que forma parte de nuestra vida y que la persona que entre en ese universo familiar así tiene que aceptarlo. Esta nueva pareja se debe presentar como alguien distinto, con un nuevo rol que no debe interrumpir la vida cotidiana, en esta etapa de la relación continúa siendo un ‘cuerpo extraño’ para la vida familiar.
  4. Dejar claro que la nueva relación no sustituye a su padre/madre: cada persona tiene su espacio y el progenitor que se ha ido de casa sigue con su papel en el desarrollo madurativo del niño que no es sustituible.
  5. Uno más en casa: si se decide vivir bajo el mismo techo con la nueva pareja, hay que hablarlo con los hijos y explicarles las motivaciones para vivir juntos con claridad y de nuevo realizar esta integración de forma progresiva.
  6. Reglas de convivencia: es seguro que existirán conflictos y que hay que tener muy claro que no hay que “bronquear o sermonear a los hijos de la pareja y hay que tener en cuenta que el respeto y ostentar autoridad son aspectos que hay que ganarse”. Lo mejor es no entrar en discusión y esperar a la madre o padre para que ayude a arreglar los problemas y que explique al hijo que en su ausencia la autoridad la tiene la pareja.

 

Related Topics