5 Consejos para resolver situaciones difíciles


cq5dam.web.1280.1280

Hay días en los que no quieres ni levantarte porque tienes miedo de caer… Aquí te decimos cómo lidiar con esta mala etapa

1. ¿Por qué a mí? Lo más fácil es victimizarte, pero lo único que sucederá es que te estancarás, no habrá ningún cambio y te sentirás fatal. Pensarás que el mundo está contra ti, que nadie te entiende, que eres a la única a quien todo le sale mal. No resolverás nada con esas creencias, que, además, son falsas. Lo primero que tienes que hacer es dejar esos pensamientos que te quitan energía para sustituirlos de inmediato por…

Tu mantra: “No importa lo que pase, no crearé más dolor.”



2. ¿Qué necesito? Cuando estamos en modo de supervivencia, a veces nos olvidamos de nuestras necesidades más básicas. Tómate un tiempo y pregúntate qué es lo que te hace sentir bien. ¿Dormir más? ¿Comer mejor? ¿Salir a distraerte? Es importante que balancees tu vida, al menos poco a poco, y que no todo sea un caos.

Tu mantra: “Me permito recibir.”

Loading...

3. Detente. Hay momentos en que la vida nos rebasa y debemos parar. Aceptarlo es difícil, pero necesario, pues, de otro modo, tu cuerpo puede enfermar y obligarte a descansar. Busca la manera de poner pausa y no seguir luchando contracorriente. Si te separas un poco de los problemas, puedes encontrarles un ángulo diferente y, tal vez, hasta una solución.

Tu mantra: “Yo elijo dónde, cuándo y cómo gasto mi energía.”

4. Pedir ayuda. No solicitamos apoyo porque creemos que eso nos hace débiles. Sin embargo, para pedir, debemos ser humildes, aceptar que tenemos nuestros límites y que ya llegamos a ellos. Eso requiere fortaleza y, por supuesto, sabiduría interior. Si te plantas en la actitud de “yo puedo sola” para dar cierta imagen de tener el control, sólo te autodestruirás y no aprenderás a recibir, lección importantísima para cuando las cosas no van bien. Cuando permites que te ayuden, estás cooperando en una cocreación.

Tu mantra: “Me abro a recibir.”

5. Dejar ir. Muy pocas veces tenemos el mando de la situación. Es prácticamente imposible que todo dependa de nosotros y que podamos resolver y arreglar cada asunto de nuestra vida. En ocasiones, es necesario dejar ir. Hay que saber cuándo hiciste todo lo que podías y ya no eres capaz de hacer más. Descansa, consciente de que pusiste todo de tu parte.

Tu mantra: “Suelto el control y dejo que el destino trabaje.”

Fuente [Cosmopolitan]

Recuerda, únete a nuestra página de Facebook "Hay que Entenderlas", en la que podrás leer muchas noticias e informaciones que te gustarán.

No olvides seguirnos en Instagram: @Entiendelas



Loading...

Deja un comentario