17 Cosas que aprendes rápidamente cuando te mudas con un chico | Entiendelas.com

17 Cosas que aprendes rápidamente cuando te mudas con un chico

cq5dam.web.1280.1280

Dar este paso no es fácil, pero debes estar preparada en caso de que suceda…

1. Tendrán los pleitos más ardientes por las cosas más insignificantes. “¡WTF, pediste camarones gigantes cuando sabes que a mí me gustan los chiquitos, sabes que odio estos!” “¿Cuántas veces te lo tengo que decir? ¡Las cajas de comida rápida no pueden ir en el bote para reciclar!” “¡Si dejas el cargador de tu iPhone todo el día conectado, nuestra casa puede explotar como una gigante bola de fuego!” Mejor, respira… Pero está bien. O mejor dicho, es normal. Los seres humanos tendemos a exigir a quienes más amamos, porque sabemos que no nos odiarán por eso. O no demasiado.

2. Cada quien tiene una definición diferente de “limpieza”. Algunas personas cambian las sábanas de su cama todas las semanas, otras lo hacen por quincena y hay otro grupo de personas del que no discutiremos… Cualquiera que sea la categoría a la que pertenece cada uno, eliminen las diferencias e intenten conciliarlo.

3. Los horarios de sexo no son los mismos que los horarios de la escuela. Todo era muy fácil. Clase de química a las 9 a.m. un poco de biología a las 10, algo de juegos antes del lunch… Todos estábamos en el mismo canal (literalmente), y en el mismo momento. ¿Ahora? Podrías sentir la química primero, mientras él está completamente dormido (o viceversa). Entonces, haz tu tarea (nos referimos a sólo ocúpate en algo), háblenlo y encuentren un camino en común. (¿Ya podemos parar la analogía con la escuela?)

4. Contrario al saber popular de las chick flicks, no es siempre el chico es el que rescata a la chica de las arañas/ratones/ruidos a la mitad de la noche.

5. Los hombres no saben cuánto cuestan los cosméticos. ¿Qué pasa si tu increíble correctos desapareció, porque él estaba preocupado por verse demasiado desvelado la mañana siguiente después de una fiesta? ¿Tu crema favorita está por todo el piso del baño y no sobre su cuerpo? Tu precioso acondicionador parece sospechosamente rebajado? (pero, ¿por qué?) Bienvenida a nuestro mundo.

6. Si preguntas como se te ve un outfit, obtendrás una opinión honesta. Pero la mayoría de los hombres no entienden de estampados florales, tenis y zapatos o jumpsuits, ¿realmente dejarías el guardarropa de Sarah Jessica Parker en manos de un mono? Es por esto que las amigas, cámaras de celulares y Whatsapp fueron inventados.

7. No hay nada mejor que levantarte un sábado y no tener nada que hacer. ¡A acurrucarse!

8. Sus calcetines llegarán misteriosamente a tus cajones. ¿Corren en la noche? o ¿se escapan de la lavadora? Quién sabe. Lo único que tenemos claro es que llegará un momento en el que accidentalmente te pongas uno y te preguntes por qué parece que tu pie se encogió en la madrugada.

9. Hay algunas cosas por las que los hombres nunca se emocionarán. Un edredón nuevo, un capítulo no descubierto de Friends (el SUEÑO), o una evidencia fotográfica de Justin Timberlake con Ryan Gossling a los 10 años y disfrazados de mosqueteros… Muy tonto de su parte si no pueden ver por qué estas cosas son DIVERTIDAS, y valen la pena ver.

10. Contestar el teléfono de la casa se convierte en una especie de ruleta rusa. ¿Es tu mamá, o peor, la de él? Y si es así, ¿usaste accidentalmente tu voz de furia? Ups.

11. Solo porque alguien cocine para ti con amor, no significa que sabe de la misma forma. #EsUnHecho.

12. Se convertirán en una misma fuerza contra la brigada de “¿qué sigue? y ¿ahora qué?”, “entonces, ¿para cuándo la boda?”, “¿cuándo tendrán hijos?” Las respuestas a estas preguntas no son asunto de nadie más que de ustedes dos. Diles, cortésmente que mantengan sus pegajosas y pequeñas narices fuera. O pregúntales cuándo piensan que irán con el doctor para que les ayude con esa narizota que tienen.

13. La mayoría de los hombres tienen tres grados más de suciedad cuando hablamos del cesto de ropa sucia. Está el mismo cesto de ropa sucia, o sea el piso de alrededor del cesto y la repisa en su vestidor en donde ellos ponen la ropa que huelen antes de ponérsela. Es un sistema complejo, creado después de años de experimentos y de poner a prueba tus límites. Es más fácil dejarlo ser…

14. Cuando pelean, no tienes a donde ir. ¡Ya estuvo! ¡Ya tuve suficiente! -se azota la puerta. Es muy difícil hacer una salida dramática cuando viven juntos y el único lugar donde puedes ir a hacer drama es en el baño. O en el otro cuarto, que está como a dos metros de distancia. Ash.

15. No importa lo cercanos que sean o lo mucho que compartan, no hay razón para ninguno de los dos, de hacer ya-sabes-qué con la puerta del baño abierta. Hay algunas cosas que no pueden pasar desapercibidas. Esta es una de ellas.

16. El pelo de barba existe y te aterrorizará alrededor de la coladera semanalmente.Escalofríos.

17. Cuando él no esté ahí, lo extrañarás. Pero, oye ¿no es rico tener el lugar para ti sola? Netflix, capítulos viejos de Friends, desconectar todos los cargadores de iPhone y pedir camarones a domicilio.

Fuente [Cosmopolitan]