Mujeres Infieles, una historia que te hará reflexionar


Hoy quiero compartir esta historia que cuenta mi amiga Danielys. Espero que disfruten de esto tanto como yo.

******

Bueno, tengo un montón de cosas que contar, desde todo lo vivido y “sufrido” (que dramática soy) con mi nueva vida, hasta lo que he presenciado, detallado y claro está… reído jejeje. Sin embargo hoy vine con ganitas de hablar de las mujeres monta cachos, que le gusta poner cuernos, infieles, pata caliente y… sigan uds la lista. No tiene sentido que hable de los hombres en esta rama por dos razones: una de ellas es que el tema como que no da tanta risa y es demasiado habitual como para seguirlo rayando, y la segunda es que es más divertido hablar de nosotras mismas 😀

Nota: chicos no se sientan excluidos… pero… uds saben cómo es todo



 

Mujeres-infieles-300x243

Loading...

 

Empecemos por algo muy sencillo: la fidelidad absoluta NO existe y antes de que alguien me diga “si existe porque yo la aplico” le voy a decir algo: yo la aplico, pero eso no implica que la otra persona me será tan fiel como yo a él.

Yo nunca he entendido esa necesidad de buscar algo que se “supone” que tienes al lado, es decir… si te sientes bien con la pareja, lo quieres, lo amas, lo adoras, es el mejor tipo del mundo… ¿por qué coño tienes que ir a buscar a otro?

Me reuní con tres mujeres (hace tiemmmmpo) bien hechas y derechas, profesionales, una casada, la otra comprometida y la otra de noviecita. Las tres son más infieles que la propia palabra y esto fue lo que pasó:

Danielys: Bueno mujeres, empecemos esto para después ir a chismearlo en mi blog

Casada: Jajajaj coño vas a venir sacando dinero a costillas de estas reuniones… bueno, bueno a ver, el asunto va a así. Yo sí admito (ante ustedes nada más) ser infiel. ¿Por qué?… antes de responder a eso debo decir algo, yo quiero a mi esposo, me encanta como me trata, es dulce, atento, atiende a los chamos, es un tipo muy de su casa… pero…. al casarnos perdió la picardía, la aventura, ahora todo es una rutina, hasta el sexo lo siento así, no podemos escaparnos a tirar en cualquier parte y yo amo hacer eso. Seguramente una de uds me dirá “inténtalo”, ya lo hice, y me ladillé. Soy infiel porque me gusta, además… es solamente algo de cuerpo, es decir, no pienso dejar a mi esposo por nadie, porque sencillamente la estabilidad pesa más que una aventurita de un par de horas. Digamos… que… busco el tipo de sexo que perdí con mi esposo. Y como dudo que lo recupere, entonces sigo como estoy.

Comprometida: Aquí hay un asunto de cultura, es decir; si el hombre monta cachos, como que… es normal, pero si nosotras lo hacemos quedamos como putas, fáciles, que escándalo, bla bla bla. Mi infidelidad viene porque… no me acostumbro al hecho de estar solamente con el que va a ser mi marido, es decir… yo sé que cuando me case todo va a cambiar, no soy pesimista, soy realista. Yo si quiero a mi novio, es el tipo más condescendiente del mundo, y de verdad quiero casarme, por aquello de la estabilidad y todo el asunto. Soy infiel porque es que… no me puedo resistir ante una nueva aventura, aunque sea por pocas horas. El problema está en que cuando la relación se vuelve seria se pierde esa magia que tanto nos encanta.

De novia: Yo sé que cuando Dani publique esta vaina nos vamos a ver como las mujeres más ratas del mundo, y por ese mismo asunto de la cultura. Antes de que diga el motivo por el que soy infiel, seguramente muchos dirán “coño pero si se sienten tan bien ¿por qué el cacho?” Porque los seres humanos somos unos inconformes, porque queremos más de lo que tenemos, porque no podemos evitar la tentación y en algún momento flaqueamos y ya. Ahora bien, yo tengo 2 años con mi novio, y le soy infiel porque sé que él me es infiel. Es decir, a diferencia de uds yo sí sé que mi novio me monta cachos, al principio me enfurecí y no dije nada, pensé: “Ladrón que roba a ladrón tiene 100 años de perdón”. El día que él ponga las cartas en la mesa porque me descubra, yo pondré las mías. Obviamente cuando empecé me sentí mal, pero… se me quitó cuando me di cuenta de que la cara se cambia en menos de lo que uno piensa, es decir si haces algo mal sencillamente cambia la cara y no te vas a delatar.

Danielys: Ok… antes de que yo hable y opine al respecto, cada una me tiene que decir los tips que usa para la infidelidad

Casada: Jajajajaja loca del coño, como vea esto publicado en cosmopolita te voy a demandar. Ok, primero que nada: cero manía de llamarse por telf, esa vaina de estar hablando a escondidas me ladilla y aunque mi esposo no me revisa el cel, prefiero evitar el mal rato. Lo que hago es mandarle un correo electrónico al tipo (jamás lo hago desde mi casa), arreglamos lugar y hora y… lo demás es obvio. Luego de eso cada uno por su lado, es decir nada de ir a un café, echar cuento ni las mariqueras después del polvo, ambos estamos conscientes de que nos usamos para el sexo y ya.

Comprometida: Jajajaja, yo ni por correo, ni por mensajes de texto, ni por llamada… mi cacho vive a tres cuadras de mi casa, el día que paso por allá “accidentalmente” es porque vamos a eso, no cruzamos palabra, simplemente si me ve… él sabe, si no me ve, pues no pasa y ya. Obviamente tenemos medido que cada dos fines de semana sucede esto.

De novia: Yo soy práctica, el chamo es de la universidad, estudiamos carreras distintas, no nos sentamos a echar cuento ni nada, simplemente él me pregunta: ¿quieres? y yo digo que sí, o viceversa. Así me evito los celos de: “ese amigo tuyo no me gusta”

Danielys: Prometo que si saco dinero a costillas de esta historia, reparto las ganancias con ustedes jejejeje. A ver… yo creo en la fidelidad pero… el día que yo deje de sentirme bien con esa persona, hasta ahí llegó todo. Es decir, ¿para qué voy a seguir con alguien si no me siento bien? ¿Para esperar a que las cosas se arreglen? … mmm puede que tenga remedio, puede que no. El caso es que para mi, en ese momento, cualquier cosa que pase con otro no va a tener peso en mi consciencia. Si las cosas se arreglan, entonces el cacho se va de mi vida, si las cosas no se arreglan quien se va de mi vida es la pareja.

Ahora… hay algo que yo no entiendo de uds… Y no pienso repetir la pregunta porque ya todos la saben. Creo que por muchas explicaciones que den no lo voy a entender porque sencillamente mi manera de ser no acepta esa clase de cosas. Suena un poco a contradicción, pero… como dije, si me siento bien con alguien yo no busco nada en otra parte.

Para finalizar tengo que decir una sola cosa: “Todos… todos… tenemos rabo de paja”. El día que seas infiel no pretendas que mañana sean fieles contigo.

 

Danielys

Recuerda, únete a nuestra página de Facebook "Hay que Entenderlas", en la que podrás leer muchas noticias e informaciones que te gustarán.

No olvides seguirnos en Instagram: @Entiendelas



Loading...

Deja un comentario