Guía para ser una madrastra feliz sin morir en el intento


Tomar la decisión de casarse o iniciar una relación con un hombre que tiene hijos, está muy lejos de ser una tarea fácil. Comúnmente muchas mujeres en esta situación no saben cómo actuar o crear una buena relación con los niños, por lo que pueden llegar a ser consideradas por estos como la “madrastra malvada”.

madre-hijo-familia

A lo largo de los años, las madrastras siempre han sido consideradas por los hijos de su pareja como “las malas” del cuento. Si, por el contrario, tú deseas hacer la diferencia, quieres cambiar esta imagen ante los niños y ganarte su cariño y respeto, entonces a continuación, te mostramos una serie de consejos que te ayudarán a ser una madrastra feliz y adorada sin morir en el intento. ¡Toma nota!

Cómo ser una buena madrastra sin morir en el intento



Sé tú misma. Jamás trates de aparentar lo que no eres, ni fingir ser otra persona para agradarle a los hijos de tu pareja. Ser tú misma será la mejor opción, pues los niños notarán tu transparencia y les brindarás mayor confianza.

Bríndales cariño sincero. Si deseas que los niños te quieran o respeten, bríndales cariño sincero. Algo que jamás debes hacer es intentar obligarlos a sentir algo positivo por ti, a través de la convivencia esto se dará solo. Un niño que se siente amado también responderá de la misma manera.

Loading...

Convive con tus hijastros. Ser una buena madrastra es trabajo de todos los días, por eso lo recomendable es que, si las condiciones están dadas y tienes la oportunidad, trates de convivir con los niños frecuentemente porque esto te ayudará a ganarse su cariño.

Comprende y respeta a los niños. Algo que debes tener muy presente, es que debes tener mucha paciencia con los hijos de tu pareja. No es fácil para ellos convivir con una persona que no es su mamá, pero tranquila que con el tiempo ellos comenzarán a aceptarte, solo trata de entender su situación y respetar sus espacios.

No hagas diferencias. Si tienes hijos propios, jamás marques diferencia entre los tuyos y los de tu pareja, pues esto sólo causará molestias.

Intenta llevar una buena relación con la madre. Si los hijos de tu pareja notan que entre tú y su madre hay una mala relación, ellos siempre se pondrán del lado de ella. Evita las discusiones y jamás le hables mal de su mamá a los niños.

No pretendas ser su madre. Algo que les incomoda mucho a los niños y jóvenes es que una madrastra pretenda ocupar el lugar de su mamá. Lo mejor que puedes hacer es intentar llevar una buena amistad y relación con ellos.

No te sobrepases. Muchas madrastras pierden el foco y suelen involucrarse en los asuntos personales de sus hijastros, e inclusive, en su educación. Debes saber que esto no es correcto, pues la educación de los niños es un asunto de sus verdaderos padres. No intentes involucrarte en sus problemas personales, a menos que ellos así te lo pidan.

No los fuerces a decirte “Mamá”. Deja que los niños te llamen como prefieran, no les impongas que te llamen mamá o te vean como tal.

Sé simpática. Esta es la clave para ganarte la confianza de los niños. Al ser odiosa o grosera con ellos solo recibirás lo mismo. Lo que das es lo que recibirás.

Ten paciencia. Ganarse el cariño de tus hijastros no será tarea sencilla, ármate de mucha paciencia y no te desesperes. Todo pasa a su tiempo, así que disfruta la experiencia mientras logras tu objetivo.

Sigue estos consejos al pie de la letra y verás como mejora tu relación con los niños y la percepción que ellos tienen sobre ti. ¡Suerte!

Darlianis Chacín Marcano

Recuerda, únete a nuestra página de Facebook "Hay que Entenderlas", en la que podrás leer muchas noticias e informaciones que te gustarán.

No olvides seguirnos en Instagram: @Entiendelas



Loading...

Deja un comentario