Descubre qué causa la falta de deseo sexual en la mujer | Entiendelas.com

Descubre qué causa la falta de deseo sexual en la mujer

falta-de-deseo-sexual-femenino

Existen, según el experto, tres factores que influyen en el deseo de la mujer: estar fisiológicamente bien, al igual que afectiva y cognitivamente y poseer unos inductores apropiados del deseo sexual, tanto externos (fantasías sexuales) como externos (su pareja).

En este sentido, existen otras causas que provocan la falta de deseo en la mujer como son la existencia de una disfunción sexual previa -como la anorgasmia-, los trastornos afectivos, las enfermedades crónicas o los tratamientos farmacológicos. “Los psicofármacos -como los psicofármacos inhibidores de la recaptación de la serotonina- inhiben el deseo sexual en la mujer, por lo que muchas veces se produce una espiral descendente ya que el trastorno psicológico puede venir por conflictos con la pareja y el tratamiento no hace mas que agravarlo”, señaló el médico y sexólogo.

Otros factores que inciden en la disminución del deseo sexual de las mujeres, son la eyaculación precoz y la disfunción eréctil. Según un estudio, 30% de los hombres mayores de 40 años padecen eyaculación precoz, porcentaje mucho mayor en los jóvenes.

En lo que respecta a la disfunción eréctil, Cabello destacó que la “demanda de ejecución” -que proviene de la mujer moderna- incrementa los casos de disfunción eréctil.

De este modo, Cabello insistió en que el tema principal del congreso de este año es el papel de la pareja en todas las disfunciones sexuales ya que está probado que la respuesta al tratamiento farmacológico es mejor si colabora la pareja. “Primero los estudios se centraron en los genitales, luego en la persona y ahora deben centrarse en la pareja”, prosiguió.

La pareja es, comentó el sexólogo, la víctima del problema porque piensan que su pareja tiene otra persona, que ya no la quieren o que no les excita. Sin embargo, parte de los problemas sexuales vienen por el deseo de hacer sentir bien a la pareja y la obsesión de no poder conseguirlo, por ello, en las terapias hay que eliminar el llamado fenómeno de autoobservación.

En cuanto a la efectividad de los fármacos de la disfunción eréctil en la mujer, Cabello corroboró que los estudios indican una mejora en la lubricación vaginal pero esto no se corresponde con el placer y por tanto apenas se notan cambios. “Existen moléculas en investigación para tratar la falta de deseo en la mujer pero no parecen ser efectivas. Además, si algún día se consigue un fármaco que aumente el deseo sexual de la mujer, será muy conflictivo porque hay mujeres con buenas relaciones de pareja que no tienen deseo”, añadió.

“No tratamos los problemas sexuales del hombre como los de la mujer. Los hombres acuden al médico e instantáneamente tienen una medicación para su problema, pero a las mujeres no se les ofrece esta alternativa”, remarcó Annamaria Giraldi, co-organizadora del congreso. “Es importante analizar los diferentes aspectos que mantienen relación con los problemas sexuales de las mujeres, sin embargo, la complejidad de estas conexiones es lo que hace que sea difícil incrementar los fondos para investigar la vida sexual de las mujeres”, concluyó.