Cómo lograr un bronceado sano y natural


El mejor consejo que te puedo dar para obtener un bronceado sano, natural y sin recurrir a los artificios, es a través de la alimentación, así como de la mesura y la protección a la hora de tomar el sol.

Cómo lograr un bronceado sano y natural

Llega el verano y, por lo menos aquí en España, hombres y mujeres se vuelven locos por estar bronceados. Incluso, los medios de comunicación informan constantemente sobre los peligros de la tanorexia, un trastorno psicológico que afecta sobre todo a mujeres de entre 17 y 35 años de edad.

Hace un par de años, la Organización Mundial de la Salud lanzaba la siguiente alerta: las lámparas solares y camas bronceadoras de rayos ultravioleta pueden provocar cáncer. Estos artilugios tan comunes en la vida moderna y de los que se ha abusado tanto han sido clasificados en la primera categoría de riesgo de cáncer por la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer de la OMS.



Lo primero es preparar la piel

Lo más importante para Marta Gámez, Directora Técnica de I+D de Nutrición Center de Madrid (España), es empezar a preparar la piel para que esté protegida y el efecto positivo del sol se aprecie por más tiempo.

Loading...

Una dieta adecuada puede ser nuestra gran aliada a la hora de conseguir ese tono de piel tan ansiado: basta echar una ojeada a nuestro refrigerador y utilizar verduras y frutas como zanahorias, jitomates, papaya, mango, espinacas o calabaza, ricas en betacarotenos y ácidos grasos, que ayudan a potenciar la pigmentación y a activar la melanina.

De acuerdo con la especialista, es muy importante empezar a incluir en nuestra dieta diaria ensaladas con jitomate y zanahoria regadas con un buen chorro de aceite de oliva virgen extra, que contiene ácidos grasos saludables y vitamina E, así como pescados azules como el atún o el salmón, que además de omega 3 aporta a la piel elasticidad y firmeza. La experta nos propone el siguiente menú:

Desayunos

Leche descremada con café
Cereales integrales o pan tostado con mermelada
Kiwis, duraznos o jugo de naranja natural

Medias mañanas y tardes
Jugo de naranja o mango con zanahoria + yogur

Comidas

Lunes: Pastel de verduras + Pechugas de pollo con pimientos
Martes: Timbal de tomate y atún + Pavo a la plancha
Miércoles: Pisto con tomate y huevo + Bacalao
Jueves: Pasta integral con verduras + Conejo al horno
Viernes: Brócoli con zanahoria y jamón + Salmón plancha
Sábado: Gazpacho + Atún a la plancha con pimientos
Domingo: Ensalada de jitomate + cualquier pescado azul con cebolla al horno.

Cenas

1 noche: Ensalada de brócoli y jitomate con queso panela + Brocheta de frutas
1 noche: Espinacas cocidas con camarones + yogur con arándanos
2 noches: Ensalada de cintas de zanahoria y atún + yogur o durazno
3 noches: Puré de calabaza y zanahoria + yogur con fresas

Aunque la ingesta de alimentos antioxidantes debe realizarse durante todo el año, esta debe incrementarse durante los meses de calor, ya que neutralizan la acción de los radicales libres que producen el sol en la piel. La principal fuente de antioxidantes es la fruta y las verduras, que no deben faltar nunca en una dieta equilibrada.

Ya lo ves, antes de que se te ocurra hacer uso de un artilugio para obtener un bronceado exuberante, pero absolutamente artificial, haznos caso y mejor cuida tu alimentación y recurre a los productos naturales.

Fuente: [Actitudfem.com]

Recuerda, únete a nuestra página de Facebook "Hay que Entenderlas", en la que podrás leer muchas noticias e informaciones que te gustarán.

No olvides seguirnos en Instagram: @Entiendelas



Loading...

Deja un comentario