7 Razones para cambiar de método anticonceptivo | Entiendelas.com

7 Razones para cambiar de método anticonceptivo

pastillas-anticonceptivas

Si el que utilizas actualmente te está volviendo loca, seguramente encontrarás el que se ajuste a tu cuerpo…

1. No hay alarmas suficientes que te recuerden tomarte la píldora diariamente.
La mayoría de los estudios sobre uso de métodos anticonceptivos, revelan que las mujeres tienden a olvidar toman la píldora, por lo menos cuatro veces al mes. No hay problema si olvidas tomarla unas cuantas horas, pero si olvidas más de una vez consecutiva, tendrás un amplio margen de error. Pregúntale a tu doctor por otros métodos por los que no te tengas que preocupar diariamente, como el DIU o los parches.

2. Tienes un molesto sangrado.
El sangrado puede ocurrir cuando inicias con un nuevo método, pero usualmente desaparece después de unos días. Si persiste, tu doctor te podría recetar una pastilla con una dosis más alta de hormonas. Aunque este sangrado te pueda asustar, no tienes de qué preocuparte. Si estas “sorpresas” te molestan, tal vez otro método te funcionaría mejor.

3. Tienes cambios de humor muy drásticos
Los cambios de ánimo pueden ser un problema común cuando estás en algún tipo de método anticonceptivo, y eso se podría deber a la cantidad de progesterona presente. Al respecto, la doctora Minkin, comenta, “No sabemos qué tanto afecte al cerebro, pero lo que sí sabemos es que ciertos tipos de progesterona afectan a las mujeres de diferente manera.” Tu ginecólogo te puede sugerir distintas opciones con diferentes niveles de hormonas para mitigar la irritabilidad o cambios de humor.

4. Estás muy hinchada
Todas las píldoras tienen estrógeno, que hacen que retengas líquidos, lo que te puede ocasionar incómoda hinchazón. Si este es tu caso, puedes consultar a tu médico, probablemente te recomendará hormonas en microdosis con un tipo de progesterona que actúa de manera similar a un diurético.

5. Tu libido está por los suelos.
Este es un serio problema. “Los métodos anticonceptivos suprimen la ovulación, pero el problema es que también detienen la producción de testosterona como normalmente lo hacen,” comenta Minkin. Aunque esto no siempre signifique que los niveles de libido decaigan, a muchas mujeres les sucede. Si este es tu caso, habla con tu doctor para que te cambie la pastilla por una con más progesterona (que se puede parecer a la testosterona) o otro método como el DIU.

6. Tu piel se parece a la de una adolescente (y no en el buen sentido).
Casi todas las píldoras anticonceptivas ayudan a mejorar el acné porque bloquean la ovulación y la testosterona, lo que puede mejorar el aspecto de tu piel. Pero algunas veces el acné puede persistir aún cuando estés tomando la misma pastilla que toma tu amiga con piel de princesa. Si estás luchando contra el acné aún después de que tu cuerpo se haya acostumbrado a la pastilla, pregunta a tu doctor si puedes utilizar otra opción con más progesterona, esto te podría ayudar a impar tu cara.

7. Tienes migrañas con cambios de visibilidad.
Si estás tomando pastillas anticonceptivas y tienes migrañas, asegúrate de notificárselo a tu doctor, especialmente si están acompañadas de un cambio en la visión. Algunos estudios demuestran que las mujeres que toman píldoras anticonceptivas y experimentan migrañas, tienen un riesgo mucho más alto de sufrir un coágulo en la sangre y trombos. Entonces, si padeces estos dolores de cabeza, habla con tu doctor sobre el método que sea mejor para ti. “En tu caso, usar el DIU o condones será más seguro,” afirma Minkin.

Fuente [Cosmopolitan]