Estos son los riesgos para tu salud si no comes en la posición adecuada


Desde tiempos remotos se ha tomado como la posición correcta para comer sentado en una mesa y con el tiempo necesario para disfrutar de cada plato y compartir con familiares o amigos.

persona-comiendo-mal

Ahora bien, el ritmo acelerado de la vida actual ha hecho que todo esto se vaya perdiendo y que cualquier lugar o posición se pueda comer. El problema está cuando esto empieza a afectar la salud, por lo que a continuación hablaremos de los riesgos para la salud por comer en una posición no adecuada.

Comer parado



Muchas veces por la prisa o simplemente porque vamos a un lugar de comida rápida para comer en poco tiempo una hamburguesa o una pizza, cometemos el grave error de comer de pie.

Aunque según algunos estudios comer parado nos permite quemar unas 50 calorías más que sentados en una silla; también es cierto que comer de pie acelera todos los procesos digestivos, por lo que se genera la sensación de comer menos y nos hace comer más de lo que necesitamos.

En algunas ocasiones por razones de tiempo tomamos el hábito de comer mientras nos desplazamos, pues pensamos que estamos agilizando nuestro estilo de vida, pero esto es perjudicial para la salud, pues además de que puede hacer que comamos en exceso, puede ocasionar malestar estomacal por no masticar bien los alimentos.

El mayor riesgo de comer de pie es que rompemos con el equilibrio necesario para tener una alimentación ordenada.

Comer acostado

Tal vez por llegar cansados o por flojera muchas veces optamos por comer acostados en la cama, pero ingerir alimentos en posición horizontal puede representar un gran riesgo para nuestra salud, pues genera problemas en el proceso digestivo.

Expertos señalan que comer recostado con mucha frecuencia puede ocasionar reflujos gastroesofágicos, dolencia que hace que la comida salga del estómago y ascienda hacia el esófago a través de la esfinge cardíaco o el esafágico.

Esto genera pequeñas quemaduras causadas por el ácido estomacal y con el tiempo puede hacer que se desarrollen patologías en el esófago, incluso hasta cáncer.

Otros se los riesgos que se corre al comer acostado es que el estómago se acostumbra a estar en esa posición, se expande y tiende a acumular más grasa en el abdomen. También puede que nuestro metabolismo se vuelva más lento y ocasione el aumento de peso. Lo más peligroso es que al no estar el cuerpo en la posición adecuada, cuando comemos de esta manera corremos el riesgo de ahogarnos con un trozo de algún alimento, pues puede pasar hacia los pulmones y no hacia el estómago.

A quienes les gusta comer de esta manera afirman que es cómodo y relajado, y al masticar más lento el bolo alimenticio se forma mejor en la boca y los nutrientes se absorben mejor. Aunque expertos japoneses aseguran que comer relajados es bueno para la salud porque se evitan cambios bruscos en los niveles de insulina, también aseguran que esta posición con frecuencia genera reflujos gastroesofágicos. En conclusión, comer relajados está bien, pero acostados no es la mejor opción.

Para evitar inconvenientes con nuestra salud y sufrir dolores de estómago y acidez lo recomendable es tomarnos el tiempo necesario para disfrutar de la comida y alimentarnos en un ambiente tranquilo, procurando masticar bien cada alimento y comer a un ritmo lento en pequeño bocados.

Además de que lo ideal es comer sentados, debemos evitar elementos distractores como la televisión o la computadora. Debemos tener presente que el tiempo de la comida es sagrado y lo debemos respetar.

¿Cuál es tu posición preferida a la hora de comer? ¿Te gusta comer acostado? Tu opinión es importante, deja un comentario.

Si este post te parece de interés compártelo en tus redes sociales para que llegue a todos tus amigos y conocidos.

Somos Entiendelas.com

Recuerda, únete a nuestra página de Facebook "Hay que Entenderlas", en la que podrás leer muchas noticias e informaciones que te gustarán.

No olvides seguirnos en Instagram: @Entiendelas

Loading...

Deja un comentario