¿Por qué a algunas mujeres no les gusta el sexo?

20090406-mujer-asexual A ella no le gusta el sexo

Para decirlo en forma directa, a algunas mujeres, sencillamente, no les gusta el sexo. Este tipo de mujeres tiene sexo en las etapas tempranas de sus relaciones, pero una vez que tienen a su hombre donde quieren, ya no sienten la necesidad de seguir manteniendo relaciones sexuales.
Para estas mujeres, en lugar de una actividad divertida y llena de goce, el sexo es un arma usada para pescar a los hombres.

¿Cómo resolver el problema?

Averigua si ha tenido malas experiencias sexuales en el pasado que, posiblemente, le hayan hecho sentir un rechazo por el sexo.  Si es así, ¿por qué no intentas cambiar su forma de pensar? ¿Por qué no le muestras lo grandioso que puede ser?



Si ella insiste en que no tiene el mismo apetito sexual que antes, entonces deberás decidir cuán importante es el sexo para ti. La consulta con un profesional podría ser una obligación en este caso.

Cree que el sexo es aburrido

Tal vez, la razón por la que ya no quiere tener relaciones contigo es porque la actividad sexual se ha convertido en algo muy rutinario y aburrido.
¿Recuerdas la última vez que tuvieron relaciones? ¿Estaba ella bostezando? ¿Te pedía que te corrieras así podría mirar la televisión? Entonces es posible que el sexo la haya aburrido.

¿Cómo resolver el problema?

Enciende tu imaginación. Ten sexo en un lugar diferente, como un lejano parador en el que puedan ser descubiertos. Incorpora elementos afrodisíacos, tales como chocolates y frutillas, a tus relaciones amorosas.
Cómprale un delicioso babydoll o un juguete. Piensa en la mejor forma de sazonar tus relaciones. Piensa. Planifica. Sorpréndela.

Siente que no es sexy

Es muy simple: si tu pareja siente que no es sexy, no querrá tener sexo. Tal vez, ha engordado algunos kilos, está cansada, o algún comentario la ha hecho sentir mal con su cuerpo.
Es muy frecuente que las mujeres juzguen su figura de modo demasiado severo. Después de todo, todos somos criaturas emocionales.

¿Cómo resolver el problema?

Aliéntala a darse el espacio y el tiempo necesarios para mimarse. Puede ser una tarde en un spa, o puedes probar dándole un largo masaje. A veces, algo tan simple como ofrecerle un cumplido genuino podría hacerla sentir nuevamente atractiva.

Hazle entender cuánto te excitas con ella, destaca los puntos fuertes de su cuerpo, y dile que tú, precisamente, no eres Brad Pitt —aunque lo seas—.

Tomado de www.enplenitud.com

Deja un comentario


Categorías: Sexualidad
Etiquetas: , , , , ,
Sé social: